27 de octubre de 2015

Cocido Lebaniego ♦


¡Hola de nuevo!
El otro día os dije que me gusta mucho la cocina cantábra. Como sabéis y sino os lo digo yo, hay dos cocidos que yo sepa en Cantabria típicos, uno es el Cocido montañés típico del Valle de Cabuérniga y el otro el Cocido de Liébana, típico del Valle de  Liébana.



Aldea  de Mogrovejo. Liébana



 Mogrovejo. Valle de Liébana

En este caso el Cocido de liébana, a diferencia del cocido montañés, que se caracteriza por la alubia blanca, opta por utilizar garbanzos. Esta legumbre de la zona, se caracteriza por ser muy suave, de pequeño tamaño y sin piel. Además el cocido Lebaniego, antes de su degustación se precede de una sopa de cocido.
Los ingredientes básicos se obtenían de los animales que se criaban (oveja, cabra, cerdo, etc) y de las tierras cultivadas (garbanzo, berza). Tanto la carne de oveja como la de cerdo son curadas y siempre de animales adultos. La cecina tenía que ser de oveja o de cabra, que tenía un sabor menos fuerte que la de los machos.

Potes, es la capital de La Liébana, punto de partida para entrar en la buena cocina lebaniega. En cada uno de estos encantadores y coquetos pueblos turísticos, aún poseen su propia impronta y es posible por ello degustar del afamado y reconfortante cocido de Liébana.


 Dentro ingredientes......
- Garbanzos Lebaniegos o Pedrosillanos (100 g por persona)
- 1 o 2 puntas de jamón serrano
- Cecina de oveja (yo no la puse)
- 2 chorizos frescos
- 100 g de tocino blanco
- 100 g de tocino magro (con beta)
- 250 g de morcillo
- 1 hueso de rodilla de ternera
- 250 g de costilla adobada
- 1 Repollo pequeño
- Pimentón de la Vera
- 2 Ajos
- Fideos finos
- Sal

Para el relleno:

- Miga de pan blanco
- Leche 
- Huevo
- Chorizo
- Perejil
- Sal
Comenzamos dejando la noche anterior los garbanzos en remojo en agua templada con un poco de sal. Al día siguiente por la mañana, ponemos a cocer en la olla sin cerrar, el hueso del jamón y la cecina (si se tiene). El morcillo, la costilla de cerdo, el hueso de ternera y el tocino beteado. Durante aproximadamente 1/2 hora.

Al empezar a hervir, se le retiran las impureza y la espuma que se forma. Una vez pasado este tiempo dejamos templar el caldo y añadimos los garbanzos y el tocino blanco. Y cocemos a fuego moderado unos 25 minutos, ya con la olla expres cerrada y a presión.

Mientras tanto, en una cacerola cocemos el repollo, partido en trocitos pequeños, unos 20 minutos aproximadamente. A continuación hacemos un refrito de ajos y pimentón molido y lo echamos por encima del repollo cocido y escurrido del agua, removemos, rehogamos unos minutos. Reservamos.

A continuación remojamos con leche la miga de pan, la cantidad de esta dependerá de las pelotillas o rellenos que queramos hacer. Ahora añadimos los trocitos de chorizo, perejil picado, el huevo y la sal. Se bate todo bien y se deja reposar una media hora. A continuación se hacen los rellenos que se fríen en la sartén con aceite abundante y caliente. Reservamos.

Una vez transcurrido el tiempo de cocción añadimos los chorizos, los dejamos cocer unos 10 o 15 minutos.
Ahora vamos a separar el caldo de los garbanzos y el compango. En el caldo introducimos los rellenos unos minutos. 
Finalmente disponemos sobre una fuente alargada, todo el compango, los garbanzos, los rellenos y el repollo rehogado.
En una sopera se pone la sopa que hemos hecho con el caldo del cocido y yo la hice con fideos finos.


La manera de comerlo es la siguiente, en primer lugar se toma la sopa de fideos, después los garbanzos acompañados de todo el resto, compango, repollo y los rellenos.
Parece ser que el secreto de este cocido radica en la cecina de oveja, que es tan difícil de conseguir.
¡Pues ya está todo!



Deseo que os haya gustado, es un plato muy contundente que tomaban las personas que realizaban un ejercicio físico muy fuerte. Además se solía comer en invierno para añadir calor corporal.
Allí yo lo he comido en un pueblo que se llama Espinama, la señora me dijo que desde por la mañana tenia el cocido puesto en fuego de leña y poco a poco, así hasta la hora de comer. Claro que el sabor y la cecina de oveja, que aquí yo no he encontrado, le da un sabor mucho más rico aún.
Ahora con un plato como éste nos llenamos y es necesario caminar un buen rato o hacer ejercicio moderado para eliminar tantas calorías.


Un beso grande :)








70 comentarios:

  1. Plato contundente pero seguro que riquísimo, como nuestro cocido gallego, te ha quedado maravilloso, las fotos de los paisajes que bonitas, que lugares tan entrañables hay por nuestro país no...Besss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El cocido gallego tengo que hacerlo, lo comí una vez con mis padres, hace muchos años y recuerdo que nos encanto. A mi Galicia me gusta mucho y queremos volver para que lo conozcan nuestros hijos.
      Un beso

      Eliminar
  2. Peazo valle y peazo cocido. Para caminar por ese lugar que debe ser húmedo y agreste se necesita una buena comida como ésta que dé energia. Debe estar buenísimo de eso no hay duda, pero es para comérselo e irse a andar por el monte a quemarlo.
    Bss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Este año hicimos la Ruta del Cares, que esta entre Asturias y León, unos 22 km ida y vuelta aproximadamente. Y este cocido nos hubiera venido muy bien para reponer fuerzas para el camino de vuelta,jajaja. Y así quemar las calorías de sobra que tuviéramos.
      Un beso

      Eliminar
  3. Me ha gustado mucho tu receta, muy rica y sana. Las imagenes de Cantabria son muy bucolicas, un beset

    ResponderEliminar
  4. Hola Mary, qué bueno te ha salido este cocido, nunca lo he probado y me has puesto los dientes largos... pena que sea tan difícil conseguir esa cecina. Me ha encantado ver la foto de la aldea y del valle, son unos lugares bellísimos. Todo muy rico, besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si la cecina es difícil de encontrar aquí en Madrid, puede que buscando más, se pueda lograr.
      Aún sin ella quedó muy rico, el sitio es precioso. Esta muy cerca de Fuente Dé, desde donde se ven los Picos de Europa.
      Un beso

      Eliminar
  5. ¡Qué rico el cocido! Nosotras lo hacemos muy parecido...si no igual...y ¡nos encanta! La única pega que tiene es que no se puede comer todos los días...si no saldríamos rodando...jaja. El plato tiene una pinta increíble y las fotos del pueblos son preciosass. Besitos :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya ves, rodando y bien, jajaja. Calorias tiene un rato, pero está tan rico que merece la pena, hacerlo una vez cada 15 días o al mes. El sitio es maravilloso.
      Un beso

      Eliminar
  6. Desde luego un cocido para chuparse los dedos, tiene una pinta tremenda! Yo suelo prepararlo con todos los productos que me traigo de la matanza que hacemos en Burgos, de donde es mi padre, y es que cualquier producto del norte, es una gozada para el paladar, como este cocido! bss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En Burgos tenéis también muy buenas carnes y la morcilla de Sotopalacios que la compraba cuando nos íbamos por ahí a Cantabria hasta Aguilar de Campoo.
      Un beso y gracias.

      Eliminar
  7. ¡¡Hola Mari!! ¡¡Qué lugares tan bonitos!! Normal que estés enamorada de esa zona. Y con la buena cocina que tienen, como este cocido de lebaniego, que par los días de frío es de lo más reconfortante. Besitos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. SI es precioso el paisaje, y la comida está de buena que me tengo que cortar. Al principio de ir a Cantabria de veraneo, venia a casa con 5 kilos, ya me cohibo un poco, porque iba a venir rodando.
      Un beso

      Eliminar
  8. un cocido bien completo ! para los días de mucho frío es ideal
    besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es, te come un cocido de estos y no pasas frio, jajaja!
      Un beso

      Eliminar
  9. Esto es una bomba de calorias pero tiene que estar delicioso, un platazo de invierno, las fotos preciosas ,es para enamorarse sin duda, besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya ves, calorías por todos los lados. Pero una vez sienta fenomenal y nos quita el frio radical.
      El paisaje de lo más bonito sin duda.
      Un beso

      Eliminar
  10. Mari ¡este sí que es un plato contundente! Yo lo he visto y me he sentido llena ¡no me quiero imaginar comiéndolo! Necesitaría un paseo de tres días al menos para rebajarlo, aunque entiendo que la gente que trabaja al aire libre y en pleno invierno necesita comidas así para recuperar fuerzas y ganarle la batalla al frío.

    Creo que te ha quedado estupendo a pesar de no poder encontrar algunos ingredientes donde vives.

    ¡Besos mil!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. SI Cuca, y a ti no te lo aconsejo, que embarazada siempre se siente una llena con nada. Por lo menos eso me pasaba a mi.
      Quedo rico a pesar de faltarme la cecina, la próxima vez me la traeré de allí.
      Un beso

      Eliminar
  11. Soy más de garbanzos que de alubias, así que me comería muy a gusto un buen plato. Me recuerda, de alguna manera, a la "pringá" que se suele hacer por Andalucía y que siempre he comido. Hace algunos años se pudo de moda hacer bocadillos rellenos con estos ingredientes, te puedes imagina lo sabrosos y ricos que quedan

    Abrazos!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya ves que me los imagino, estarán tremendos de ricos y contundentes!!! Me alegro qeu te haya gustado.
      Saludos!!!

      Eliminar
  12. Qué ganas de comerlo!! Te ha quedado fantástico y la sopa es una delicia, es lo que más me gusta del cocido. Un abrazo, Clara

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La sopa nos encanta, tanto que hago más caldo para tener de sobra para hacer sopas más días.
      Un beso

      Eliminar
  13. Me encanta este cocido, lo comí una vez en Potes, una zona rodeada de altas montañas muy bonita, lo peor fue la carretera para llegar, sobre todo yendo con niños que se mareaban, jejeje, pero valió la pena. Lo que no sabía era lo de la cecina de cordero.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si el Desfiladero de la Hermida, da un poco de miedo, porque las rocas se meten en la carretera, que es ya de por sí estrecha y al otro lado va el cauce del río Deva. Pero el paisaje es de lo mejor. Y Potes es un pueblo muy chulo, muy cerca de allí se vende el Orujo y la crema de Orujo, que está riquísima.
      Un beso
      un beso

      Eliminar
  14. Bien contundente es este cocido y muy rico!!! yo lo tomé allí y los paisajes son preciosos, a ver si vuelvo en otra ocasión, que nos gustó mucho ese viaje.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Anímate y vuelve, que merece la pena, por la comida y el paisaje tan precioso. ¿Estuviste en el Monasterio de Santo Toribio de Liébana? Si no lo hiciste, ya tienes un motivo más para ir.
      Un beso

      Eliminar
    2. Pues ya tengo la excusa perfecta porque no lo ví, es lo malo de ir poco tiempo y querer abarcar muchos sitios...estábamos parando en Santillana del Mar y viendo alrededor todo lo posible, Picos de Europa, Comillas, Santander. ¡Y qué bien comimos en todos!
      Un beso.

      Eliminar
  15. ¡Hola Mari!, me encantan las cocidos y me maravilla la diversidad que hay partiendo de la base de que son carnes cocidas con alguna legumbre y verdura. He probado de muchos tipos de cocido pero los cántabros no los he comido y ya tiene delito siendo uno de mis mejores amigos de aquella tierruca, pero no se dió ocasión de meterle la cuchara a glorioso plato. Delicioso, babeando me has dejado. Un besazo y feliz semana!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues lo tienes fácil, con esta receta y con la otra del cocido montañés tienes para elegir. Y así invitas a tu amigo y le das una buena sorpresa, jajaja! Me alegro mucho que te guste.
      Un beso y gracias Chusa!!

      Eliminar
  16. Uummmmmm relamiendome estoy seguro que estaba delicioso hace años que estuve ene se precioso valle pero no pude dar cuenta de su cocido pues era en verano pero con tu receta ya no tengo disculpa , te ha quedado divnisimo y seguro esta de muerte relenta.
    Bicos mil wapas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Está muy rico, y aunque sea verano Chus, luego te metes en el río Deva y se te quita el calor rápido, jajaja!!
      Me alegro mucho que te guste.
      Un beso grande

      Eliminar
  17. Preciosos paisajes para recorrer y disfrutar al final de un buen cocidito como éste.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues así es, merece la pena recorrer esos senderos cercanos por el paisaje tan bonito y luego degustar un buen cocido.

      Eliminar
  18. Un cocido para calentarnos el cuerpo riquisimo, no lo conocia besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Inma pues un cocido bien rico que ya conoces y cuando te apetezca lo haces para degustar lo bueno que está.
      Un beso

      Eliminar
  19. Mari !! Sólo te puedo decir menuda receta que as compartido .Gracias , besos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Carmen, me alegro que te guste.
      Un beso

      Eliminar
  20. Uhmmmm, con este plato has dado en el clavo conmigo. Me encantan los guisos de garbanzos y este lebaniego que nos presentas aquí es fabuloso. Muchas gracias por compartir.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De nada Sergio. Si este es un plato contundente. De vez en cuando se puede tomar y está estupendo.
      Saludos

      Eliminar
  21. Hola Mari, que buena receta traes hoy, muy rica sin duda y acompañada de unos paisajes preciosos, yo nuna estuve por ahí y claro no he probado tan delicioso cocido , pero ahora ya la tengo para prepararla en un día de frío, porque con frio ayudaría a eliminar las calorías de más que nos comamos, ja,ja,ja lo que si tengo claro es que tiene que ser riquísimo.
    Un besito enorme y feliz semana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Anímate con tu marido y los chicos, e iros a pasar unos días en verano o cuando podáis. Y ya verás lo que te gusta su cocido y otros platos también muy ricos de esa zona. Y el paisaje ya lo ves, maravilloso.
      Un beso grande

      Eliminar
  22. Un cocido espectacular, hay que reconocer que contundente, pero un dia es un día y siempre viene bien el disfrutar. me ha c¡gustado mucho estas fotos, de una región preciosa!! Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si es verdad Elisa, un día es un día. El paisaje muy bonito da gusto contemplarlo y pasear por allí.
      Un beso

      Eliminar
  23. Maricarmen, tu no te preocupes por al cecina, y ve apartándome un plato con to'sus avíos de esta maravilla de cocido, que tiene una pinta fabulosa. De todas formas yo ni me iba a enterar de la diferencia, porque no tuve la suerte de estar nunca en Liébana, aunque ya me gustaría a mi poder ir algún día.
    En fin, mientras si y mientras no, me conformaré con tu receta, que tiene que estar bueno para morir del gusto.
    Besos guapa, que paséis una feliz semana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues tienes que ir cuando puedas, seguro que te gustaría. El cocido esta riquísimo, a mi es que me gusta mucho, es muy parecido al madrileño. Recuerdo que lo comimos hace unos años, y luego mi postre que yo no puedo irme sin comerlo, y tuve que dar un buen paseo, para bajarlo, jajaja.
      Un beso maja!!!

      Eliminar
  24. ¡¡¡¡¡¡Madre del amor hermoso!!!!!! Ahora mismo te mando ocho tuppers vacíos y me los llenas!! jajajajja Lo que me gusta a mí un cocido. Y lo mismo me da que sea el gallego, el cántabro, el madrileño ¿qué más dará?! Si saben todos a gloria!! Y la verdad que hace que no me como uno bastante tiempo. Voy a tener que ponerle remedio (si es que se me olvidan la mitad de las cosas que puedo cocinar jajaja). ¡Gracias por compartir y recordarme que me merezco un cocido! jajaja Y ya que estoy pues me guiso tu variante que tiene una foto que pienso reproducir en mi estómago! Un besazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sabes que Silvia, que duró dos días, y el segundo aún más rico que el primero. Deje una buena cantidad de caldo para sopas, y mis hijos disfrutaron de lo lindo. Les encantan las sopas y los garbanzos. Cuando haga otro, me acuerdo de ti y te lleno unos cuantos tuppers, jajaja!!.
      Pero segura estoy que un día te pones y haces uno como poco tan rico como este.
      Un besazo guapa!!

      Eliminar
  25. A ver.. no se si decirte que me envies un tupper, o ir pillando billeta para venir, que pintaza de cocido ;) yo soy de las que repito, jeje. Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo te doy un tupper sin problema, pero te aconsejo que vayas cuando puedas a este sitio tan bonito. Y come un buen cocido lebaniego in situ, que seguro te va a encantar, y con la cantidad que ponen puedes repetir cuanto quieras.
      Un beso Silvia!

      Eliminar
  26. Madre mía ¡¡¡¡ con este cocido se recorren todas las montañas que hagan falta, tiene que estar riquísimo con todos esos ingredientes, no hay quien se resista a un cocido como ese, yo desde luego no, con lo que me gusta a mi una ollita de estas, jeje, se ve buenísimo.
    Por cierto, las fotos son preciosas, con unos paisajes maravillosos.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya ves, con una ración de este cocido tenemos combustible de sobra para hacer una buena ruta por esas montañas, jajaja!!.
      Este valle es muy bonito, a nosotros nos gusta mucho, y se come de maravilla.
      Un beso

      Eliminar
  27. Qué hermoso paisaje y la receta es fantástica.
    Buenas noches mi amigo
    ¡Hola

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Rosetta, me alegro qeu te guste.
      Un beso

      Eliminar
  28. He oido hablar de este cocido pero no lo he probado nunca, tampoco sabía de la existencia de cecina de oveja, si he probado y muchas veces la de vaca de León. No me importaría, todo lo contrario, marcarme un plato pequeñito, que no hay que ser agoniosa, de este fenomeno plato de cocido cántabro, a propósito, las fotos del paisaje son bellísimas. Besosssssss.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo también conocía la de León, de hecho la he comido más de una vez. Yo misma no sabía que la llevaba, y eso que lo he comido más de una vez. El paisaje es maravilloso, de Potes a Fuente Dé es una maravilla.
      Un beso

      Eliminar
  29. Muy rico te ha quedado yo he tenido la suerte de probar ese cocido en potes y me encanto, vaya suerte la vuestra disfrutar de ese delicioso cocido.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Potes es el pueblo más grande del valle, es muy bonito. En Potes no lo he comido nunca, pero un poco más adelante hacia los Picos de Europa, en un pueblo muy pequeño que se llama Espinama, si que lo comimos, y muy rico. Y en otra ocasión en el Restaurante El Oso, también nos gusto muchísimo.
      Un beso

      Eliminar
  30. Sin palabras me has dejado con este maravilloso cocido Cántabro Mari!!!!!!!
    Te ha quedado IMPRESIONANTE :)
    Me encanta esa preciosa tierra, de hecho este verano pasamos 10 días por allí y se come de maravilla, además hay lugares de una belleza absoluta....
    He vuelto a disfrutar viendo esta maravillosa entrada:)
    Un abrazo muyyyy cariñoso!!!

    ResponderEliminar
  31. Muchas gracias Nines, me alegro que hayas disfrutado con el Cocido, a mi me encanta. Y me gusta este más que el Cocido montañés, que no se enfaden mis amigos de Cabuérniga, porque lleva garbanzos y el otro alubias, y a mi está últimas no me sientan bien. Por lo demás ambos están buenísimos.
    Qué bien que estuvieras 10 días por allí, a nosotros nos encanta.
    Un besito

    ResponderEliminar
  32. Hola, Mari.Me encanta la cocina tradicional. Este cocido es todo un festin, te ha quedado de lujo.
    Besos, Carmina.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, es una maravilla estas recetas tradicionales de los pueblos de cualquier comunidad, que siempre están estupendas.
      Un beso

      Eliminar
  33. Hola, Mari.Me encanta la cocina tradicional. Este cocido es todo un festin, te ha quedado de lujo.
    Besos, Carmina.

    ResponderEliminar
  34. Vaya si es un plato contundente y muy bueno, y que lindas tomas, por un momento pense que estaba metida en el cuento de Heidi, precioso lugar!
    Bs!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si es verdad, yo siento lo mismo, con la foto de las montañas al fondo sobre todo. El cocido es contundente, pero muy rico y para aligerarlo no viene mal darse un buen paseo por esos lugares tan bonitos.
      Un beso

      Eliminar
  35. Con el frío que ha empezado a hacer esta receta tiene una pinta estupenda. Un besote y feliz fin de semana.

    ResponderEliminar
  36. Viene de maravilla para entrar en calor, jajaja!. Muchas gracias.
    Un beso y feliz finde

    ResponderEliminar
  37. Un post espléndido de principio a fin y respaldado por un cocido de los que quitán el sentío y que apetece con solo ver esos ingredientes. Me encanta la cocina norteña y mejor disfrutarla en parajes con vistas de ensueño como es el caso de la comarca de La Liébana, cuantos buenos recuerdos.
    Muchas gracias por compartir esta maravilla culinaria.
    Besos y feliz semana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mi me gusta mucho también, y la conozco desde hace ya un tiempo. Cada vez que vamos para allá, siempre nos encanta comer estos platos típicos de allí, aún en verano, como allí no hace un calor tan bochornoso como aquí nos apetece. Yes un verdadero placer.
      Veo que conoces la zona, por lo que ya sabes lo rico que está en esas tierras tan verdes y bonitas.
      Besos

      Eliminar