22 de junio de 2016

Ensalada Campera ♦



 Después de las dos recetas dulces y ricas que mi hija ha compartido, os traigo una receta muy veraniega que hago en casa muy a menudo en días de muchoooo calor.
Esta ensalada es sencilla pero el resultado es muy bueno, lleva judías, patatas, tomates.... y podéis añadir los ingredientes que más os guste.
A nosotros nos encanta, ya que la mezcla de todas las verduras que lleva le dan un sabor muy agradable a la ensalada.
Seguro que ya la habéis comido en alguna ocasión, pero os la recomiendo para que la probeis con los ingredientes que le he puesto.
Deseo que os guste.
Vamos con los ingredientes......
- 250 g de judías verdes
- 3 patatas medianas
- 1 bote de puntas de espárragos
- 2 tomates (yo puse Kumato)
- 1 trozo de cebolla tierna
- 2 o 3 huevos cocidos
- 2 latas de atún en aceite de oliva
- 3 o 4 pimientos de piquillo
- Aceitunas negras
- Sal
- Vinagre de Módena (u otro)
- Aceite de oliva Virgen Extra
Primero cocemos los huevos, unos 12 minutos en agua hirviendo con un poquito de sal. Al mismo tiempo cocemos las judías verdes troceadas y las patatas. Dependerán los tiempos de la textura de ambos ingredientes.

Una vez se hayan cocido ambos, le quitamos la cáscara a los huevos y escurrimos las judías verdes. Las patatas las pelamos cuando estén templadas y las cortamos en trozos no muy grandes.

En una fuente amplia, vamos poniendo todos los ingredientes. Las patatas cocidas, las judías, los tomates troceados, la cebolla tierna en juliana, el atún desmigado. Todo ello lo aderezamos con una vinagreta de aceite de oliva Virgen Extra, vinagre de Módena y sal. Lo batimos en un bol y lo echamos por encima de lo anterior.
A continuación, colocamos los pimientos de piquillo en tiras, las puntas de espárragos, los huevos cocidos partidos en dos y las aceitunas.

También podemos añadir nueces o almendras en trocitos, ya os digo que admite variedad de ingredientes.

¡Y listo! 








Sencilla, fácil y fresquita, que más se puede pedir si encima lleva unos ingredientes sanos, con fibra y vitaminas, proteinas...
Espero que os haya gustado y este verano la incorporeis a vuestras ensaladas de siempre.
Deciros, que no sé si será esta receta con la que cerremos el blog hasta después de las vacaciones, aunque a mi hija la veo muy activa en cuanto a hacer recetas ricas se refiere.
Por ello, desearos unas felicisimas vacaciones a tod@s, que disfrutéis muchísimo, que descanseis a partes iguales y  nos vemos D.m en septiembre.

Muchos besos!!!




7 de junio de 2016

Brownie cheesecake ♦

¡Hooooola!
Bueno, otra receta mía, dulce, ríquisima.

Que queréis que os diga, terminé los exámenes, y durante la época no paraba de ver tartas y postres por todos lados y en cuanto terminé, ala, una tarta como recompensa, ¿qué mejor?
La brownie cheesecake me entró por los ojos, directamente. Fue verla y enamorarme por completo. Adoro las cheesecake, de hecho son mis tartas favoritas, y el brownie me gusta también y me llamaba muchísimo la atención la combinación de ambos sabores.

Esta receta la ví en el canal de MJ, 'Las Recetas de MJ', y prácticamente la hice igual aunque cambié la cantidad de algunos ingredientes al final la hago a mi manera siempre, no sé cómo lo hago.

¡Allá va!

 Para el brownie:

 

- 150 g de chocolate negro para fundir
- 200 g de mantequilla
- 4 huevos
- 110 g de azúcar moreno (o azúcar blanco, yo tuve que usar azúcar blanco porque no tenía moreno, pero mi intención era usar el moreno)
- 70 g de harina de trigo
- 50 g de nueces peladas

Para el cheesecake:

 

- 250 g de queso crema, tipo Philadelphia
- 250 g de yogur griego
-2 huevos
-30 g de maizena
-100 g de azúcar moreno (o azúcar blanca) 
 
Precalentamos el horno a 200 ºC.

Lo primero que hacemos es el brownie. Rallamos el chocolate negro (yo utilicé la Thermomix) y después lo colocamos en un bol apto para microondas, y añadimos en dados la mantequilla. Metemos en el microondas durante 1 min a máxima potencia y sacamos. Mezclamos e integramos los dos ingredientes hasta que el chocolate esté completamente deshecho (si no es así, volvemos a meter en el microondas durante unos segundos). Reservamos.

Batimos los huevos mientras mezclamos con el azúcar moreno. Una vez integrados, tamizamos los 70 g de harina de trigo y seguimos mezclando hasta conseguir una masa homogénea. A continuación, añadimos el chocolate que anteriormente hemos derretido por un lado del bol y despacio, pues aún está caliente. Una vez todo integrado, añadimos las nueces y removemos.

Esta mezcla la vamos a echar en un molde, yo usé un molde redondo, al que previamente puse papel vegetal cubriendo el fondo para que al desmoldarlo sea más fácil. Reservamos.

Es el momento para empezar con el cheesecake. Echamos el yogur y el queso crema a un bol. Echamos el azúcar, los huevos y la maicena. Mezclamos todo bien. Una vez hemos conseguido una mezcla sin grumos, echamos sobre el brownie, frenando la caída con una cuchara y lo repartimos por toda la superficie.

A continuación, el paso que da a la tarta el aspecto tan bonito: con una cuchara, mezclamos el cheesecake con el brownie, de forma controlada. Metemos la tarta en el horno, y horneamos a 180 ºC durante 35 minutos. Dejamos enfriar y reservamos en la nevera.





Espero que os guste la receta. Es una bomba de relojería la verdad jaja pero es lo que necesitaba después de los exámenes. He de decir que comí un par de trozos, el resto fue para mi familia y mis amigas, así que tampoco abusé jaja. Nos leemos.

27 de mayo de 2016

Tarta de cumpleaños de Harry Potter ♦

¡Hola a todos!

Hace mucho que no comparto una receta... prefiero ni mirar hace cuánto jajaja. He terminado los exámenes de mi segundo año de carrera (de Medicina, que muchas veces me preguntáis) y estoy muy contenta porque he conseguido aprobar todas las asignaturas :)

Allá por Marzo fue el cumpleaños de una compañera mía de la facultad, y como le encanta todo aquello relacionado con Harry Potter, decidimos hacerle la tarta que el mismo Hagrid le regala a Harry en la primera película de la saga. Investigué a ver si había videos/recetas de la misma, pero al final me quedé con lo básico y decidí hacerla a mi manera.


 Para el bizcocho:
- 4 huevos
- 1 yogur
- 2 medidas y media del vasito de yogur de azúcar
- 1 medida y un cuarto de aceite suave
- 4 medidas de harina
-1 sobre de levadura
- 4 cucharadas de cacao en polvo

Para el relleno, la cobertura y la decoración:
- 400 g de queso de untar (yo usé Philadelphia)
- 200 g de mantequilla (o menos, esto lo hacía a ojo, porque en la mayoría de recetas utilizan mucha mantequilla y a mí personalmente es lo que me empalaga y prefiero echar menos aunque luego es lo que le da más consistencia, en fin relación amor-odio)
- 200 g de azucar glás.
- Colorante rosa (de la marca Wilton)
- Colorante verde (lo encontré en Hipercor, de la marca Vahiné) 

Sinceramente, estas medidas son un poco a ojo y lo que recuerdo aún no he dado con unas medidas que me convengan, así que si veo que lo que he añadido es poco, añado más queso.
Empezamos con el bizcocho, un típico bizcocho de yogur. No quería complicarme la vida, además de que este tipo de bizcochos sale muy esponjoso y jugoso, ideal para una tarta así.

Como siempre, precalentamos el horno a 180º. Mezclamos los huevos, el azúcar, el yogur y el aceite. Añadimos la harina y la levadura, previamente tamizadas y removemos hasta lograr una mezcla homogénea. Lo echamos en el molde que queramos, en mi caso, circular, forrado con papel de horno y untado con mantequilla y enharinado en las paredes.
Horneamos unos 40 minutos en la opción "ventilador arriba y abajo". Lo dejamos enfriar, desmoldamos y cortamos con la lira en tres porciones, de este modo, podremos rellenar dos pisos.

Mientras el bizcocho se está enfriando, preparamos nuestro relleno y cobertura. Cogemos nuestros ingredientes y los juntamos bien hasta conseguir una mezcla ni muy espesa ni muy líquida, consistente. De esta mezcla separaremos la parte para el relleno y la cobertura y la parte para las letras. Cada una de ellas será teñida con un colorante diferente. Una vez teñidas, las metemos un poco en el frigorífico.

Una vez tenemos el bizcocho frío, procedemos a rellenar con nuestra mezcla rosa. Una vez lo hemos hecho, volvemos a meter en el frigorífico durante unos 5-10 minutos, para que "se solidifique" un poco. Sacamos y cubrimos el bizcocho de nuevo con la mezcla rosa y volvemos a meter en la nevera. Una vez transcurridos otros 5-10 minutos, ponemos otra capa y terminamos con la cobertura.
A continuación, marcamos levemente con un cuchillo las letras de "Happee Birthday _____" y volvemos a meter en la nevera. Cuando lo sacamos, rellenamos nuestras marcas con la mezcla verde (yo me ayudé de un "boli" repostero, muy útil y sencillo para torpes como yo). Marcamos las imperfecciones que hacen único este pastel y metemos en la nevera durante la noche para que al día siguiente tenga la consistencia perfecta y permitan que Nuria se lleve la tarta a la universidad y no le ocurra nada, no veáis la odisea para llevarlo en el tren a hora punta.


Espero que os guste esta receta y que la reproduzcáis y me digáis si os gusta. Me parece que es una tarta ideal para los fans de Harry Potter y además está riquísima. A mi amiga Natalia le encantó y a mis amigos también. Ya soy la encargada de las tartas de los cumpleaños... es lo que tiene tener un blog jaja.

¡Muchos besos y disfrutar aquellos que ya estén de vacaciones como yo y a los que no, ya no queda nada para el verano!

17 de mayo de 2016

Corvina rellena al horno ♦





¡Hola a tod@s!
En casa nos gusta comer de todo en general, aunque luego hay determinados productos que nos gustan más que otros. A mi hija le gusta el pescado, pero prefiere la carne si le dan a elegir. A mi hijo le gusta mucho la pasta y las legumbres, a mi marido y a mi, nos da igual. Es verdad que comemos sobre todo verduras, carnes blancas y pescados, ya sean blancos o azules. Aunque últimamente nos ha dado por el Salmón, porque nos encanta.
Como ya os dije en la anterior entrada, si veo un pescado distinto y que me llame la atención lo compro y en más de una ocasión he comprado corvina. 
La Corvina es un pescado blanco dependiendo de su especie, su tamaño y peso varía mucho, puede ir desde 1 a 50 kilos y su longitud igualmente es  variable.
Este pescado es muy apreciado por su carne sabrosa y tersa, admite distintos métodos de cocción para preparar las recetas, a la plancha, al horno, a la sal… siendo también un pescado muy apreciado para consumir crudo en los tradicionales ceviches. Al ser un pescado blanco, su contenido en grasas es bajo, inferior al 2%, buena aportación de ácidos grasos Omega 3, proteínas, fósforo, calcio y hierro, proporciona alrededor de 75-90 kcal. por cada 100 gramos.
En nuestro país es abundante en Andalucía y la Comunidad valenciana. Podemos encontrar corvina fresca y congelada.

Dentro ingredientes.....
- 1,5 Kg de Corvina
- 100 g de taquitos de jamón
- 1 cebolla tierna
- 1 tomate mediano
- 1 vaso de vino blanco
- Romero
- Pimienta
- Ajo en polvo
- Sal
Aceite de oliva
Lo primero lavamos el pescado, y lo secamos muy bien. Luego cortamos en juliana la cebolla, en trocitos el tomate. En una sartén pochamos la cebollita y a continuación añadimos el tomate en trozos y cuando este bien pochado, agregamos los tacos de jamón. Le agregamos ajo en polvo. Rehogamos todo y lo salamos no mucho.

Ahora introducimos por dentro de la corvina el sofrito que hemos hecho y regamos el pescado con un vaso de vino blanco. Salpimentamos por fuera el pescado y espolvoreamos romero por encima.



Por último, le echamos un chorreón de aceite por el pescado y solo queda introducir la bandeja en el horno previamente precalentado a 180ºC unos 30 minutos aproximadamente.


Una vez pasado este tiempo, vemos que está hecho y lo sacamos.

¡Listo!















La acompañé de arroz blanco con un chorreón de mostaza con miel.
Quedó muy rica con el relleno, el sabor, es un pelin más fuerte que el de la pescadilla, sabe más a mar.
Nos encanto, espero que os animéis y si la veis la compreis, os gustará.

Un beso grande:)





14 de mayo de 2016

Rollo de calabaza, canela y nueces ♦








¡Hola de nuevo!
La receta de hoy es una receta dulce que nos ha gustado mucho en casa. 
No sé si os pasa a vosotr@s, pero a mi  hay veces cuando voy a comprar a cualquier supermercado, que al pasar por la zona de las masas, me da por comprar hojaldre, pasta filo o masa quebrada, y es que siento la sensación de que tuvieran imán y a mi se me va la mano sola. Las cojo al azar y luego pienso en una receta que la lleve.
Otras veces me da por comprar algún tipo de pescado o carne que me atraiga por ser diferente. Pero ocurre que como compro en los mismos lugares normalmente, las variaciones son mínimas. Sería cuestión de cambiar de vez en cuando las compras, es decir, hacerlas en sitios distintos e incluso comprar productos por internet, que me llamen la atención por no haberlos probado. Ya veremos qué podemos hacer.
De momento os dejo esta sencilla receta, que he encontrado en el blog de Cómo como que no conocía pero que me ha gustado mucho.
Dentro ingredientes....

- 300 g de calabaza asada
- 1 cucharada de canela
- 30 g de nueces 
- 45 g de azúcar moreno
- 20 g de mantequilla
- Azúcar glas

Lo primero pelamos la calabaza, y la asamos en el horno o bien en el microondas a temperatura máxima durante 5 minutos aproximadamente. 
continuación en un bol ponemos: la calabaza asada, la canela, el azúcar y las nueces. Mezclamos muy bien todo. Reservamos.

Ahora sacamos del frigo el hojaldre para que se atempere. Una vez pasado unos 5 minutos, lo desenrollamos y vertemos la masa que hemos obtenido de la mezcla en la parte central. La vamos alisando y dejamos un espacio de unos 3 cm por todos los bordes, para evitar que al enrollar se salga.

Con el propio papel que viene envuelto, vamos enrollando ayudándonos de él. hasta obtener un rollo. 
Fundimos ahora la mantequilla en el microondas unos segundos y con una brocha pintado toda la superficie del hojaldre.

Ahora lo introducimos en el horno, previamente precalentado a 200ºC, arriba y abajo, estará unos 30 minutos dentro o hasta que lo veamos dorado.

Una vez pasado este tiempo lo sacamos y lo dejamos enfriar. 
Una vez frío, ya podemos espolvorear por encima azúcar glas.

¡Y listo!










Este hojaldre relleno está de lo más rico, a mi la calabaza me encanta asada con la canela y las nueces, menuda combinación de buena.
Deseo que os guste mucho y probéis este dulce típico búlgaro que se llama Tikvenik. 

Un beso grande:)

    11 de mayo de 2016

    Croissant de Cheesecake ♦







    ¡Hola a tod@s!
    Últimamente publicamos menos, pero llevo un tiempo que no me da tiempo a nada. No sé si os pasa a vosotr@s, que a veces se pasa el tiempo volando y no abarcas todo lo que tenías pensado hacer.
    A mi sí, por eso voy lenta no lo siguiente, lo que se traduce en un retraso tanto en publicar como en comentar. A ver si cojo carrerilla y ya no me paro hasta las vacaciones, jijiji.
    Después de disculparme, la receta de hoy es muy fácil y queda muy rica. Se hace en poco tiempo y la verdad es que para los pocos ingredientes que se emplean, queda de maravilla.
    Dentro ingredientes.....
    - 250 g de queso de Philadelphia
    - 2 cucharadas de azúcar
    - 1 cucharadita de extracto de vainilla
    - 100 g de fresas
    - 2 láminas de hojaldre

    Sirope de fresa

    - 150 g de fresas
    - 1 o 2 cucharada de azúcar glas

    En un bol añadimos el queso de Philadelphia que este blandito, el azúcar y el extracto de vainilla, removemos bien y lo mezclamos hasta que quede todo incorporado. Cortamos en trocitos las fresas y las incorporamos, y removemos de nuevo. Reservamos.

    Sacamos del frigo las láminas de hojaldre y las dejamos atemperar. A continuación ponemos un poco de harina sobre la mesa y la lámina de hojaldre, lo extendemos un poco. Ahora cortamos triángulos rectángulares, añadimos una pequeña cantidad de la mezcla en el centro del triángulo y enrollamos, quedando un pico que lo dejamos pegadito y los extremos los cerramos.
    Precalentamos el horno a 170ºC previamente, metemos los croissants en una bandeja de hornear con papel vegetal unos 15 minutos aproximadamente, deben quedar doraditos. Los sacamos y los dejamos atemperar.

    Por último hacemos el sirope, ponemos las fresas en un vaso de turmix con azúcar pulverizada, y batimos hasta que quede un sirope un poco denso. Disponemos los croissants en un plato y echamos por encima el sirope y espolvoreamos azúcar glas.
    ¡Y listo!









     Quedaron estupendos, y el sirope de fresa le daban un toque muy rico.
    Nada animaros que se hace en nada y están riquísimosss!!!

    Un beso grande:)



    3 de mayo de 2016

    Hamburguesa de tofu ♦




    ¡Hola de nuevo!
    Después de no publicar durante unos días, hoy de nuevo vengo con una receta diferente. Es una hamburguesa que lleva tofu y verduras, nos ha parecido buenísima.
    Nunca había probado el tofu, por lo que no sabía si me iba a gustar. La verdad es que solo, a mi no me dice nada, pero con las verduras que lleva de acompañamiento, está deliciosa la hamburguesa.
    Me parece que no va a ser la única vez que la haga, la incorporaré a las recetas que hago en casa.
    Espero que os guste.
    Dentro ingredientes......
    - 125 g de tofu
    - 100 g de copos de avena
    - 1/2 cebolla tierna
    - 100 g de calabaza
    - 1/3 de calabacin
    - 1/3 de berenjena
    - 4 champiñones
    - 1 o 2 huevos
    - Orégano
    - Pimienta
    - Sal
    Lo primero cortar la verdura en cuadraditos pequeños y el tofu igual. Mezclamos en un bol las verduras, el tofu, los copos de avena, el huevo la sal y las especias. Mezclamos todo bien y lo amasamos, luego lo pasamos al frigo, durante una hora.

    Una vez que ha pasado este tiempo, tomamos una cantidad y la ponemos en un aro para darle forma. Antes cortamos un trozo de film transparente y lo ponemos dentro del aro. Por encima colocamos una parte de la masa y presionamos con la cuchara dentro del aro y compactamos. Las tapamos con el film y las metemos en el frigo durante una hora o en el congelador, para que no se deshagan mucho. Pasado este tiempo las sacamos.

    Ponemos una pequeña cantidad de aceite de oliva en la sartén, y cuando esté doradita por ambos lados, ya estarán.

    ¡Y listo!















    Ya veis que es muy fácil hacerlas, pero lo mejor es que tienen mucha fibra y vitaminas por la variedad de verduras que lleva.
    Animaros que os van a gustar, encima son bien sanas y bajas en calorías.

    Un beso grande:)