25 de febrero de 2016

Quiche de espinacas y brocoli con jamón ♦



¡Hola de nuevo!
Después de las recetas dulces que he compartido últimamente, la receta de hoy es un quiché. Hace un tiempo que la tenía guardada y hoy cuando repasaba las recetas, me he decidido por esta.
Se trata de una Quiche con verduras principalmente, a la que he añadido unos taquitos de jamón para darle un toque más de sabor.
Se prepara en nada, en casa han empezado a gustar este tipo de pasteles salados, la verdad es que tiene mucha aceptación y lo comemos de maravilla. Sobre todo mi marido, mi hija y yo, menos a mi hijo que no le gustan las verduras, aunque se las camuflo en las salsitas que hago. Solo logro que coma con ganas las ensaladas, espero que poco a poco las vaya aceptando como lo ha hecho su hermana.
Espero como siempre que os gusten, y os digo que está estupendo merece la pena probarlo.

Dentro ingredientes.....

- 1 lámina de masa de hojaldre
- 200 g de brócoli congelado
- 125 g de espinacas congeladas
- 75 g de jamón serrano
- 2 huevos
- Harina
- 2 ciruelas
- 250 ml de leche evaporada
- 100 g de queso emmental rallado
- Mezclas de pimientas
- Sal
- Aceite de oliva virgen extra
Lo primero sacamos la masa de hojaldre del frigo, cuando se atempere la ponemos sobre una superficie enharinada para que no se pegue y la estiramos.
En un molde bajito lo mojamos con un poco de agua y extendemos la masa por encima. Presionamos hacia el fondo del molde y recortamos los bordes. Pinchamos el fondo con un tenedor y ponemos por encima garbanzos secos para hornear. Lo introducimos unos 8 minutos a 180ºC en el horno. Cuando termine reservamos.

Ahora cocemos el brócoli al vapor, directamente congelado. Una vez cocido lo refrescamos. Hacemos lo mismo con las espinacas, pero no las refrescamos.
En una sartén con aceite de oliva, añadimos el jamón serrano y cuando esté un poco doradito añadimos las espinacas. Separamos del fuego la sartén y salpimentamos.


Batimos los dos huevos en un bol, y añadimos la leche evaporada. Agregamos ahora las espinacas y volvemos a salpimentar ligeramente, mezclamos todo muy bien.
Sobre la masa de hojaldre horneada, ponemos las porciones de brócoli, los trocitos de ciruela y espolvoreamos un poco de queso, añadiendo a continuación la mezcla de las espinacas.


Volvemos a espolvorear un poquito más de queso y volvemos a hornear a 180ºC, unos 30 minutos aproximadamente. Cuando veamos que ha cogido color y que haya cuajado, lo sacamos del horno. Dejamos unos minutos y desmoldamos.
¡Y listo!







































































Como veis queda muy rico, con estas verduritas verdes tan sanas y con leche evaporada que le aporta menos calorías.  Animaros que se hace en nada.

Un beso grande :)


22 comentarios:

  1. Uummmmmmmmmm pero que rica tiene que estar con lo que me gustan las quiches de buena gana daba cuenta de un trozo no dudo lo mas minimo este de muerte relenta, te ha quedado de relujo.
    Bicos mil wapas.

    ResponderEliminar
  2. Pues a mi Mari, me encantan las quiches de lo que sea, en general todas pero con verduritas me gustan mucho mas, me parece que esta, esta mas que acertada.
    Yo las suelo hacer con masa quebrada me animare a probarla con hojaldre que me encanta también.
    Un besito guapa

    ResponderEliminar
  3. Que bueno, a mi me gustan mucho y los hago a menudo. Con verduras de temporada y el puntito dulce de las ciruelas debe quedar muy rico también.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  4. Me encanta este quiche.......es que una idea estupenda para una cena de este fin de semana¡¡¡

    ResponderEliminar
  5. Maricarmen me encantan estas tartas saladas, son súper socorridas a la hora de cenar, o preparadas con tiempo, la vuelves a calentar en le horno y te salva de más de un aprieto de última hora.
    Mes gusta la combinación del dulce de las ciruelas y el salado de jamón, que has hecho, seguro que es un acierto.
    Besos.

    ResponderEliminar
  6. Acabo de recordar que llevo tiempo sin hacer una quiche y así llenita de verduras me gustan mucho, claro que la parte más joven de la familia no se lleva bien con lo verde, jejeje, sin remedio creo.
    Buena idea poner ciruelas, ese toquecito dulce ha de ser muy bueno.
    Besos.

    ResponderEliminar
  7. Hola Mari. Me gusta mucho tu quiche y es que soy fan de las quiches en general y con espinacas más Tengo una en el blog sin masa. Es otra forma de prepararla más light.
    Un beso y gracias por pasarte.

    ResponderEliminar
  8. Deliciosa quiché y bien buena y sana. Toda de verduras que me encanta, es todo un acierto!! un beso

    ResponderEliminar
  9. Me gusta la quiché, pero nunca la he comido de verduras, será cuestión de probar. Desde luego la tuya tiene un aspecto exquisito y además es sana, buena combinación.
    Un beso!!

    ResponderEliminar
  10. Delicioso quiche, me encanta con los ingredientes que le has puesto, una delicia bien sana.
    Besos

    ResponderEliminar
  11. Para mi sin el brocoli, aunque quizas si la pruebo asi en quiche quizas me guste, porque tiene una pinta delicosa. besos.

    ResponderEliminar
  12. Qué idea más buena como las espinacas no me gustan mucho me las tengo que comer de esta manera jeje. Un besote y feliz fin de semana

    ResponderEliminar
  13. ¡¡Hola Mari!! A mi me gustan muchísimo las quiches, y esta de espinacas y brócoli tienen que estar muy pero que muy rica. El toque de jamón le da un plus riquísimo y eso de utilizar leche evaporada en vez de nata le resta calorías y la deja aún más suave. ¡¡Deliciosa!! Besitos y feliz finde.

    ResponderEliminar
  14. Me encantan este tipo de tartas, si están hechas con hojaldre el éxito está asegurado. Si encima le das un punto de sabor con este jamoncito y lo suavizas con leche evaporada, pues el resultado es fantástico.
    Delicioso.
    Feliz fin de semana
    Sil
    Los Telares de Sil

    ResponderEliminar
  15. Que rica esta quiche, te ha quedado fabulosa y con estas verduras me ha encantado, este tipo de pasteles salados me encantan, que hermosura, siempre son un acierto en toda regla...Bess

    ResponderEliminar
  16. No soy mucho de espinacas, pero com la quiche me pierde me apuntoa ella volando y es que me encantan , bsss

    ResponderEliminar
  17. En mi casa pasa igual, a todos nos gustan mucho este tipo de tartas saladas menos a mi hijo, ese solo se las come en purés, es más cabezota, vamos él es de los que "ojos que no ven, corazón que no siente", jaja, bueno, por lo menos de vez en cuando puedo meterle verdura.
    Lo dicho, me encanta, tien una pinta estupenda, yo desde luego me apuntaría a un cachito ahora mismo, se ve buenísimo.
    Un besazo y buen finde.

    ResponderEliminar
  18. Adoro estas tartas saladas y aunque no sea mucho de espinacas, así me las como encantada de la vida, las camuflo y oye, de maravilla. Rica, rica, rica...¿sobra algo para mi cena? jejejeje.

    Besinesss

    ResponderEliminar
  19. Me encantan las quiches pero con brócoli es la primera que ve

    ResponderEliminar
  20. Pues la pinta es mas que deliciosa, así que habrá que probarla, besos.

    ResponderEliminar
  21. Menuda quiche tan sabrosa, sana y nutritiva, me encantan las espinacas y el brócoli, asi que ya estoy tardando.
    Besitos.

    ResponderEliminar
  22. Muchas gracias a todas. Me alegro mucho que os guste esta quiche, a pesar de mezcla dos verduras con sabor ligeramente fuerte, la combinación resulta muy agradable. Y el jamón y la ciruela le da el puntillo.
    Muchas gracias de nuevo por vuestros comentarios, nos dan mucha alegría y animan siempre.
    Un beso grande para cada una de vosotras!!!

    ResponderEliminar